Un estudio MRI puede detectar múltiples condiciones o enfermedades en un paciente. No obstante, debido al campo magnético utilizado durante el examen, ciertas condiciones pueden impedir que se realice un procedimiento MRI (Magnetic Resonance Imaging). Por ello, al pedir cita y antes de tu examen, por favor alerta al personal y al técnico aquellas de las siguientes condiciones que se te pueden aplicar.

Consejos de seguridad para el paciente antes del procedimiento

El personal de radiología te hará saber si puedes someterte a la prueba de resonancia magnética y si el examen tiene que ser modificado por tus circunstancias particulares.
Estas podrían incluir:

  •  Marcapasos
  •  Embarazo
  •  Claustrofobia
  •  Antecedentes de problemas renales
  •  Tatuajes
  •  Neuroestimuladores (TENS-unit)
  •  Implante de un dispositivo de administración de medicamentos (Ej. una bomba de insulina)
  •  Exposición a fragmentos de metal en el ojo
  •  Válvulas cardíacas artificiales
  •  Clips de aneurisma
  •  Implantes cocleares
  •  Implantes metálicos y prótesis
  •  Stent vascular o injerto de stent
  •  Historial como trabajador del metal
  •  Metralla o heridas de bala
  •  Estimuladores de la columna vertebral
  •  Alergia al yodo o al gadolinio
  •  Antecedentes de diabetes
  •  No dejes de comunicar otras circunstancias que creas que son relevantes

Otros consejos

  •  Deja tus objetos de valor en casa, incluyendo las joyas: para evitar que sean extraviadas, porque te los tienes que quitar antes de entrar en la sala de exploración.
  •  Si no deseas cambiarte de ropa y ponerte la del hospital, por favor usa ropa de algodón sin ningún tipo de cierres metálicos, ganchos o botones.
  •  Si necesitas servicios de interpretación comunícalo.
  •  Por favor, trae una lista de sus medicamentos actuales.

Si sufres de claustrofobia, el médico te puede prescribir un medicamento oral para que lo lleves a tu cita de resonancia magnética.

Antes del examen de resonancia magnética

Se necesita poca preparación para un examen de resonancia magnética.

  •  Toma tus medicamentos como lo harías normalmente, a menos que se indique lo contrario.
  •  Hay pocas restricciones dietéticas para una resonancia magnética y se te notificarán.
  •  Por favor llega al menos 30 minutos antes del examen y regístrate en la recepción. tendrás que completar el formulario de MRI.
  •  Si tu ropa contiene elementos metálicos, habrás de ponerte una bata de hospital.
  •  Si se trata de una resonancia magnética de contraste, una enfermera insertará un catéter intravenoso en el brazo.

Durante la resonancia magnética

  •  La duración del procedimiento puede variar, pero el promedio es de entre 45 minutos hasta una hora.
  •  Has de permanecer inmóvil durante la exploración. Dependiendo de la parte del cuerpo que se esté examinando, se te puede indicar que contengas la respiración durante un máximo de 30 segundos.
  •  El imán está abierto de forma permanente en ambos extremos. Está bien iluminado y hay un ventilador para la comodidad del paciente. También hay un sistema de intercomunicación de dos vías para la comunicación entre el paciente y el técnico. La parte del cuerpo que está siendo escaneada se coloca en el centro del imán.
  •  Durante la proyección de la imagen escucharás un sonido intermitente de golpeteo. Se te proporcionarán unos tapones para los oídos o auriculares para minimizar el ruido durante el procedimiento.
  •  El técnico también te proporcionará un botón de alarma para alertar al técnico de cualquier molestia que puedas experimentar en cualquier momento durante el examen de resonancia magnética.
  •  Algunos exámenes de MRI requieren una inyección de contraste intravenosa. Informa al técnico si siente alguna molestia durante la inyección.

Después de la resonancia magnética

  •  Si se utiliza una inyección de contraste -colorante-, la sonda se retira del brazo antes de irse a casa.
  •  Una reacción alérgica al tinte gadolinio es extremadamente rara. Sin embargo, si experimenta síntomas tales como erupción cutánea o dificultad para respirar, debes decírselo al técnico de inmediato si usted todavía estás en el tubo; o llame a tu médico o ve al hospital más cercano si ya has salido.
  •  En el caso de que necesites sedación (por claustrofobia, por ejemplo), se te enviará a casa una vez despierto y alerta. Pero alguien debe acompañarte y llevarte a casa.

Como ves no es muy complicado prepararte para tu estudio MRI en Puerto Rico. Sigue estos consejos y otros que te indique tu médico o el personal de radiología para que el procedimiento fluya de manera normal.